Loading color scheme

¿Cómo funciona?

¿CÓMO ES UN PROCESO DE COACHING?

Un proceso de coaching consiste en un número determinado de sesiones que puede variar dependiendo del objetivo a trabajar (de 3 a 8), con una frecuencia de 7 a 15 días entre una sesión y otra.
El coach escucha a su cliente cuáles son sus inquietudes o dificultades, a determinar su objetivo si no lo tiene definido y facilitarle su consecución, generalmente estableciendo objetivos más pequeños en cada sesión que le acerquen al objetivo final.
Hace un seguimiento de sus progresos y dificultades, ayudándole a detectarlos y superarlos.
La responsabilidad del coach es gestionar el proceso y la consecución de los objetivos es responsabilidad del cliente, por ello es fundamental la confianza y el compromiso de ambas partes. Por supuesto la confidencialidad es absoluta.

COACHING

Arriba